Luego de la puesta en conocimiento de un hurto de herramientas desde el Centro de Rehabilitación Remar ubicado en camino Paso de la Matada próximo al Arroyo Campanero, funcionarios del CCUD emitieron el reporte advirtiendo que el responsable del ilícito era una persona que se alojaba allí y podría dirigirse hacia la terminal de ómnibus.

 

                Tras esta comunicación efectivos del Grupo de Reserva Táctica se dirigieron hacía el lugar indicado y lo detuvieron en calles Florencio Sánchez y 18 de Julio, remitiéndolo hacia Seccional 1ra previa asistencia médica. Es de significar que previo a la detención el denunciante recuperó los objetos hurtados al observarlo vendiéndolos en inmediaciones de calles 25 de Mayo casi Cnel. Carabajal, hecho que comunicó al 9.1.1.

 

                Remitido ante la Fiscalía de 2do. Turno y una vez cumplida con la instancia en dicha Sede, el Juzgado Letrado de 4to. Turno emitió la condena de W.E.H de 43 años como autor de un delito de hurto especialmente agravado por sustraer objetos que se encontraban en una finca destinada a habitación, en grado consumado a la pena de doce (12) meses de prisión a cumplirse en régimen de libertad a prueba.

 

                Las medidas dispuestas en este caso consisten en el arresto domiciliario nocturno de 21:00 a 07:00 horas por el plazo de seis meses, residencia en un lugar determinado donde sea posible la supervisión y orientación  permanentes por la OSLA, presentación una vez a la semana en la Seccional policial correspondiente al domicilio fijado, prestación de servicios comunitarios durante dos días a la semana durante 6 meses y dos horas diarias, prohibición de comunicación por cualquier medio y/o de acercamiento con la víctima y prohibición de concurrir a REMAR por todo el término de duración de la condena.

 

Por las dificultades que atraviesa el condenado, el control de las autoridades policiales comenzará a efectuarse dentro de diez días, comunicándose oportunamente el domicilio que fijará el penado.