Ante el advenimiento de los primeros fríos la Jefatura de Policía de Lavalleja transmite una serie de recomendaciones para que tome en consideración a la hora de utilizar elementos para calefaccionarse  

 

Evite colgar o acercar ropas o materiales de fácil combustibilidad (manteles, cortinas, alfombras, etc.) en las  estufas o calefactores;  en caso que las utilice para secar ropas (sabiendo que no es su finalidad) mantener una distancia mínima de un metro y medio.

 

Nunca dormir con estufas a combustión encendidas, ya que la llama al descubierto consume oxigeno del ambiente.

 

El uso de braseros o fuego para calefaccionarse en el interior de la vivienda genera altas concentraciones de monóxido de carbono, su uso en el interior de los hogares es altamente peligroso para la vida de las personas.

 

En caso de estufas a leña utilice  siempre un chispero o protección similar.

 

Solo utilice equipos eléctricos cuando la instalación eléctrica esté en condiciones.

 

Antes de utilizar equipos de calefacción o estufas a leña revise su estado y limpieza.  El mantenimiento previo de estos equipos disminuye considerablemente el riesgo de incendio.

 

Si percibe olor a gas procedente de alguna estufa o  cualquier otro aparato, ventile la vivienda y cierre la llave del gas, no utilizando fuentes calor.      

                                                                                                                                

Las velas pueden ser peligrosas, no las deje nunca encendidas sin vigilancia.

 

Controle el estado de aquellos elementos que utilizan en la cama  (por ejemplo bolsas térmicas,  de semillas, etc.) para calefaccionarse.

 

 

Ante cualquier emergencia llame al 104 o 911.